Blogia
CÁLCULOS DEL AIRE

¿Qué nos está pasando?

¿Qué nos está pasando? Algo nos debe estar mutando por dentro. No sé de qué se trata exactamente, pero necesito pensar que hay algo diferente en nosotros para poder explicar que ya no nos afecten los atentados como el de Londres.

Hablé con una amiga que vive en Londres después del atentado y una frase suya me hizo temblar: “lo estábamos esperando”. He vuelto a escuchar estas palabras en otros londinenses. No consigo explicarme cómo se puede “esperar” una matanza semejante y no hacer nada. Y una vez que ha sucedido, parece que el siguiente paso es adivinar si el próximo atentado será en Italia o Portugal como si de un juego del Parchís se tratara !!!!!.

¿Será esa pasividad de esperar “a que nos toque” la misma actitud que hace que la vida siga igual como si nada hubiera pasado?, ¿Que no importe el número final de víctimas?, ¿Que nadie obligue a un gobierno a actuar con más celeridad para acortar la agonía de las familias que han sido marcadas esta vez?, ¿Que no se permita derramar una lágrima o mostrar dolor hasta pasado un tiempo de la tragedia para demostrar la dignidad de un pueblo?

Agradezco la sensibilidad o sensatez de quien ha prohibido difundir imágenes sangrientas para que la secta que ha planeado todo esto no se regodee con el espectáculo, pero tiene que haber un término medio entre evitar mostrar el horror y actuar como si nada hubiera pasado.

Leí la biografía de Atta, el líder de los suicidas que atentaron el 11S contra NY. Tenía la esperanza de entender cómo una persona culta, joven, sana (al menos físicamente), con estudios, sin una vida marcada por la tragedia, podía haber pasado los últimos años de su vida preparándose para matar el mayor número de personas posibles. No encontré ninguna respuesta que me aliviara, y ahora llega la confirmación de que hay más individuos que llevan una vida normal, que durante las 24h del día ejercen de profesores, buenos hijos, padres y esposos, hasta que reciben una orden mística que les hace abandonar lo terrenal sabiendo que van a destrozar a su propia familia y a todos aquellos que cometan el triste error de estar cerca de ellos en su particular viaje al paraíso Coránico.

Espero que algo nos esté pasando. Espero y necesito pensar que esto es una absurda moda emocional. No me conformo con que el aumento de la violencia adormezca mi alma, quiero que mi alma me duela, se queje, grite, patalee contra todo esto. Necesito sentir que todavía soy humana.

Mar Cuadrado. 2005
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres