Blogia
CÁLCULOS DEL AIRE

Escollo en Ea (Santorini)

Escollo en Ea (Santorini)

No podría amarrar novicias lágrimas
en surgideros de sargazos y olas.

Apresar no podría, pese al ámbar,
con el nitrato de tu fresca boca
cuando va careciendo de sabor,
ni con tus cosmos tan turquesa, quién
alguien, quién algo... te brindó a solas.

Veo, como lluvia nómada, la fe
que jamás es refugio de taludes,
la braveza tomada de las viñas,
esa escollera que tapiza ecos
sobre los viejos hombros del vacío.

Y pese, a todo, sobre todo, inquiero:
¿será el pelícano y su ebria calina,
el ameno reflejo de la calma,
aquel velero derrotado en proa
quién susurra la inocencia de Ea?

Desearía cruzar por un estrecho
capitaneado por luz ventiscada
e irrumpida en dulzor de los luceros;
mancillar el perdido mineral
que fue origen de miles de quimeras.
¡Para qué, para qué sufrir sentencia!

Habita en mí la salitrosa roca
que combustiona los brumosos yodos.

La corriente navega adormecida
entre cardúmenes, tal vez micénicos.

Las gaviotas ondean piel de coral
bajo pulsos de azogue y espejismos.

No podría amarrar novicias lágrimas
en surgideros de sargazos y olas.

Es el momento de pedir cobijo
al telúrico tránsito al silencio.


Lito de Marco

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres