Blogia
CÁLCULOS DEL AIRE

LA SENDA DE LA LUZ

El Libro de la armonía.

El Libro de la armonía.

 

C

Apaga la luz de la casa, si quieres contemplar las estrellas

V. Shakty-bur

 

 

El Libro de la armonía  recala en la Morada de Álibe, con brillo, con júbilo apaciguado, con agradecimientos notables hacia su autor: Vimu Shakty-bur. En su brevísimo contenido se apilan aforismos, sentencias, frases, micro cápsulas filosóficas que encierran y ofrecen, como dádivas al mar, perlas que ejemplifican el contacto con un humanismo trascendente, mitológico, indagador.

Sus fuentes de inspiración son diversas: rezuma ecos orientalistas que nos recuerda al vibrante y lacónico Tao Te Ching, los códigos éticos cristianos asoman sin pudor por el minúsculo volumen junto a máximas donde el escritor -buen remedo de experiencias y conocimientos eclécticos— expone con pericia y sencillez.

Éste es uno  de los nueves títulos que nuestro creador ha recopilado en la obra completa denominada Los Libros de la Unidad, y, que se caracterizan, por abarcar el ambicioso proyecto de unificar metafísica, vivencias, experiencias y estudios ontológicos que ha labrado, pergeñado en el transcurso de toda una vida.

Cordial lector, tiene la fortuna de encontrar en la pulpa de ésta fruta, el sabor vitaminado de unos textos reducidos en tamaño pero amplios y saludables en resonancias y virtuosas oquedades.

Sólo nos queda, respirar junto a Vimu, su jardín tornasoleado por la lluvia y el sol.

 

 

Álibe.

Extraído de Paraje a la eternidad. 2017.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La oración de las siete ramas

La oración de las siete ramas

 

Me postro ante ti Avalokitesvara

y te ofrezco nubes de cada tipo de ofrecimiento,

de los reales y de los creados mentalmente.

Declaro todas las acciones negativas que he acumulado

desde tiempo sin principio

y me regocijo en los méritos de todos los seres santos

y normales.

Por favor, permanece hasta que acabe el samsara

y haz girar la rueda del dharma para los seres conscientes.

Dedico mis méritos y los de los demás a la gran iluminación.

¡Palabras, palabras! Partículas de costra, carne y zumbido. Palabras, substratos, palabras conjuradas en lluvia como fungicidas (no residuales), contra el azote maléfico.

 

Álibe.

Shin Jin Mei

Shin Jin Mei

1.- La verdadera Vía, la esencia de la Vía, no es díficil, pero no debemos escojer o dejar de amar.

2.- Si no odiamos y no dejamos de amar, la Vía aparece claramente, como la entrada de una cueva en la ladera de la montaña.

3.- Si se crea una diferencia del grosor de un átomo, ya una distancia infinita separa el cielo de la tierra.

4.- Para despertar aquí y ahora, hemos de liberarnos de lo exacto y de lo falso.

5.- Cuando lo exacto y lo falso combaten, el espíritu está enfermo.

6.- Si desconocemos la profundidad del origen, la conciencia se agota.

7.- La verdadera Vía es como el cosmos infinito, nada le falta y nada le es superfluo.

8.- Si dependemos de la ganancia o de la pérdida, no somos libres.

9.- No corramos tras los fenómenos, no nos entretengamos sobre el vacío.

10.- Si nuestro espíritu se mantiene tranquilo, en calma, en su condición original, se desvanece naturalmente, espontáneamente, como en el sueño.


Poema del Maestro Sozan

Tao

Tao

La bondad suprema es como el agua,
que favorece todo y no rivaliza con nada.
Al ocupar la posición que cualquier humano
desprecia,
se encuentra muy cerca del Tao.

Su posición es favorable.
Su corazón es profundo.
Su don es generoso.
Su palabra es fiel.
Su gobierno está en perfecto orden.
Ella cumple con su tarea.
Actúa a propósito.

Al no rivalizar con nadie,
es irreprochable.

Upanishads

Upanishads

¡Om!
Aquél es Plenitud.
Este es Plenitud.
La Plenitud nace de su Plenitud:
Todo lo que existe es Plenitud.
¡Om! Paz,Paz,Paz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Lecturas para minutos

Lecturas para minutos

Religión e Iglesia


- No debes añorar una doctrina perfecta, sino la perfección de ti mismo. La divinidad está en ti, no en conceptos y en libros.

- Cualquier religión es aproximadamente tan buena como las demás. No hay ninguna en la que no se pueda llegar a ser un sabio, ni ninguna que no pueda ser practicada como la idolatría más tonta. Pero en las religiones se ha acumulado casi todo el saber real de la humanidad, sobre todo en las mitologías. Toda mitología es "errónea" cuando la contemplamos desde otro punto de vista que no sea el de la piedad; pero cada una de ellas es una llave para el corazón del mundo. Cada una sabe de los caminos que sirven para hacer de la idolatría al yo un servicio religioso.

- Todas las respuestas conducen a lo mismo; la vida admite su sentido sólo a través del amor. Es decir: cuanto más capaces somos de amar y de entregarnos, tanto más sentido adquiere nuestra vida.


Saber y Conciencia


- No hay metas definitivas para el conocimiento; el progreso del conocimiento no es más que una diferenciación de los planteamientos.

- Después del ansia de experiencia el hombre quizás no tenga otra ansia más fuerte que la de olvidar.

- Una verdad de veras, auténtica, debe soportar el que se la invierta. Lo contrario de lo verdadero también tiene que poder ser cierto. Pues toda verdad es una fórmula abreviada para mirar el mundo desde un polo determinado, y no hay polo sin su opuesto.


Hermann Hesse.

Urdimbre del gozo y el espíritu

Urdimbre del gozo y el espíritu

¡¡Tantas veces quebró tu gran mirada
en el tránsito rítmico del fuego!!
Su legítimo brillo fue avalado por la fúlgida tinta del contorno o belleza.
La conciencia que emanó fue tan lejana, tan poco corrosiva, tan sagrada como esquirlas argénteas, como el núcleo iniciático de los sentidos que evolucionan en el ramaje eterno.

No llegaron escasas muestras del torrente -vida.
Antes de la presencia del agua hubo cuenco y espacio,
antes del cuenco y espacio hubo materia primigenia;
antes de la materia se originó el flujo del color, la movilidad del pensamiento, la ductilidad energética de las sustancias.

Así, así, también así
la semilla del devenir rompió su blindaje errante.

¡¡ Tantas veces gestó tu donosura
en sílabas etéreas de la piel
que laten cual campanas doloridas!!

Porque
todo o nada luce en atavío
que confeccionó la sabiduría;

porque
cada rincón que intuye dimensiones,
cada lado que orea voluntades,
cada prisma que azoga la verdad
fue brava orquestación semi-divina
bajo la extraordinaria luz del atman.

Atman: en el hinduismo, alma, aliento vital.


Ángel Fdez. de Marco. 2006

Crónicas del Silencio

Crónicas del Silencio

No hay mayor medida que el silencio.
Ni palabra más amplia,
la que no dice nada
pero lo dice Todo.

¿Por qué limitar con barreras de aire,
imaginarias ilusiones,
nubes con forma de cielo,
mensajes de Aquel que todo lo entiende,
si podemos quedarnos callados,
y mudos y ciegos,
sin confusión posible;
sin ideas
pero no sin acierto?

Por eso es sagrado el silencio
¿Aún no has entendido?
Es la palabra muda que nombra todas las cosas.
Es el nombre de lo que no tiene nombre.


Vimu Shatkibur

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Tao

El Tao

El Tao es el fondo secreto y común a todos los seres,
el tesoro de los hombres buenos
y el refugio de los que no lo son.

Lao-Tsé

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres