Blogia
CÁLCULOS DEL AIRE

El Espejo Rampante

El Espejo Rampante

El día 30 de noviembre, viernes adorable y otoñal, si los augures lo permiten y las fuerzas de la saludable naturaleza así lo conceden, verá la luz la celebración cultural: “El Espejo Rampante” en la honorable villa de Aranjuez.

En momentos donde la desolación social es un componente cada día más sombrío y deprimente, donde la ciudadanía alberga pírricos entusiasmos y alientos cotidianos surge este evento: reclamo cómplice y estimulante para creadores e inquietos espectadores.

“El Espejo Rampante” nace con la decidida intención de elevar y conceder al pensamiento social un atributo de rigor y cercanía. Ante la carestía casi absoluta de propuestas que abriga el municipio ribereño, Los inminentes, (la designación grupal que confiere Ángel Fdez. a los miembros participantes de la gala) han decidido abrir fuego, airear la palabra, orear pensamientos y quizás despertar alguna que otra conciencia aletargada en una concesión a la sobriedad, razonamiento y entretenimiento pintoresco poco común.

La terna artística se encuentra formada por autores provenientes no sólo de la capital arancetana sino también de la vecina población de Ciempozuelos y de Madrid; motivo que ha levantado la llave de la expectación en el círculo cultural de la comarca. A ya tan escasos días de tan deseada inauguración, la atracción por el espectáculo se incrementa notablemente.

Ya saben amigos de las letras, del compromiso cívico y social, en el Café Ateneo de Aranjuez podrán saborear de la pericia verbal de los autores que, en un afán no competidor, se lanzarán al ruedo dialéctico sin urgencias pero con arrobas apasionadas en búsqueda de cantos soliviantados de esperanza. Versos, prosas realistas, aforismos e intervenciones sin catalogación nacidas  de la ferviente necesidad podrán degustarse con amplitud a través de la voz particular de cada uno de los integrantes. El reflejo musical, de la mano del oriundo Alberto Rodríguez, salpimentará la riada de intervenciones como excelente aderezo de armonía y conciliación con la expresión artística y temática.

Tengan todos presente al “Espejo Rampante”. Vendrá del vacío con la voluntad de no ensombrecer y abrigar nuevas iluminaciones. Qué el brillo que emita nos sirva, a todos, como baluarte vigente, de actualidad, consentido y necesario; que su efecto sea como un guiño de fulgor, como un guiño pertinente a la infausta contemporaneidad.

1 comentario

Beren -

gracias a ti por hacer posible este evento, donde se pudo explayar y demostrar que las palabras pueden a la crisis.
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres