Blogia
CÁLCULOS DEL AIRE

El Río de la Virtud

El Río de la Virtud

 

 

El Río de la Virtud surge y brota de la serranía del conocimiento y de los altos escarpes de la iluminada conciencia. Ninguna deidad lo concibió, y su extraña y dulce existencia es responsabilidad de los misterios absolutos que, pletóricos en enjundia y esplendidez, corren como vientos leales al deleite humano. El río, ajeno a medición, sustento y desarrollo, serpentea a través de la tierra para saciar la sed de sus moradores. Sólo, así, el mundo crece, se expande y tiene motivo para fecundar la carestía del silencio, del vacío”.

 

Álibe ©

 

 

Del libro  La certeza inmemorial.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres