Blogia
CÁLCULOS DEL AIRE

No permitiré...

No permitiré...

No permitiré a la noche
lanzar sus perros de presa sobre mi alma,
no permitiré, no,
ni admitiré a vacío alguno
secuestrar mi dicha con sus mentiras.

No permitiré a los miedos ajenos
sutilmente filtrarse traidores
por fisuras mentales reincidentes
para desvalijar mi casa,
recién amueblada de verdades nuevas.

Y no permitiré a la ira
y a su oculto ejército de látigos
envolverme en azules promesas
de venganzas edulcoradas.
No permitiré, no.

En esta compleja hora
de soberbias múltiples enmascaradas
aspiro no más a Ser
arqueólogo de humildes antiguas,
pedagogo de viejas trascendencias.


Domingo Díaz

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres